Medio informativo del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia

.

Comunidades de Tasco y Paz del Río continúan en la lucha por el agua y la soberanía


Las comunidades locales defienden el equilibrio ambiental y la soberanía, y se enfrentan a la firma Brasileña Voltarantim que cuenta con el respaldo del Estado colombiano.

Trochando Sin Fronteras, Julio 11 de 2015

IMG_0717

Habitantes de los municipios de Tasco y Paz de Río del departamento de Boyacá adelantan un plantón contra la empresa Brasileña Voltarantim, una lucha que lleva varios años por la defensa del páramo como proveedor de agua para las diferentes poblaciones.

En Septiembre del 2014 ya se había realizado una jornada de plantón por parte de la comunidad para impedir el ingreso de maquinaria de Voltarantim. La empresa pretendía la reapertura de la mina el Banco, de la que se explotaría material de hierro y que había sido cerrada en el 2002, tras denuncias de daños ambientales y a la salud a los habitantes y trabajadores de mina.

La comunidad le exige a esta empresa que responda por la deuda social y ambiental que ha ocasionado durante los años de explotación en esta región, una deuda que inicialmente la compañía Acerías Paz del Rio tenía y que tras su venta a la firma Voltarantin, esta última debe asumir.

La lucha por el agua ha unificado a los pobladores y también la experiencia de los problemas sociales que trae consigo el arribo de estas empresas a la región: violencia, Cambios culturales, prostitución, afectaciones ambientales y el cambio de la vocación de tierra pasando de la agricultura como actividad predominante, a la minería.
Aunque Coorpoboyacá se ha pronunciado respecto a esta situación, en nada favorece a la comunidad ya que ha indicado que Voltarantim cuenta con las licencias ambientales y que están en todo su derecho de realizar explotación del material de hierro en esta zona de páramo.

Destacados:  Los riesgos naturales tienen una causa: las malas políticas de los ricos que gobiernan el país

Por las explotaciones mineras que se realizan en la zona, varias veredas del municipio de Paz Del Rio ya no cuentan con agua y se deben abastecer de este líquido del páramo de Tasco y Pisba de donde se pretende la reapertura de la mina el Banco, a esto se suma que la vereda de Ormesaque se encuentra en alto riesgo de deslizamiento.

La comunidad de Tasco y Paz del Rio continuarán en un plantón indefinido hasta que no se encuentre una solución concertada entre la empresa Voltarantim y la comunidad, teniendo en cuenta que esta explotación minera afectaría el páramo de Tasco y Pisba, proveedor de agua para algunos municipios de Boyacá y Casanare.