Medio informativo del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia

.

Vamos a declararnos Territorios Agroalimentarios


“A La soberanía alimentaria, la vida digna en el campo y la soberanía popular; a esa propuesta la llamamos Territorios Agroalimentarios”

Por: Isaac Marín | Comunicaciones Coordinador Nacional Agrario-CNA-

El conflicto histórico por la tierra en Colombia se agudizó en los últimos años, a la par que se profuniza el modelo económico, pues éste está estrechamente ligado con la concentración de la propiedad rural y genera una disputa que hoy se está dando en los territorios; ante la crisis de la economía campesinado en Colombia, urge la tarea de seguir presionando por una justa y equitativa redistribución de la tierra, lo que constituye uno de los puntos que ocupa la agenda de lucha de procesos organizativos como el Congreso de los Pueblos y el Coordinador Nacional Agrario CNA.

Es en este contexto que la reclamación de tierra para los campesinos como un derecho fundamental se sigue dando, y se viene enriqueciendo con las figuras de territorios agro-alimentarios. Esta es una propuestas más integral, de mayor alcance que las figuras que ya existen en la legislación colombiana. La propuesta de territorios agroalimentarios va más allá de lo reivindicativo para constituirse en una iniciativa de política pública para el país agrario colombiano.

Las figuras territoriales vienen siendo una posibilidad concreta de garantizar la permanencia en los territorios y ejercer territorialidad en regiones amenazadas por el desarrollo, así lo han demostrado figuras como los consejos comunitarios de las comunidades negras o los resguardos de los pueblos indígenas.

Ahora que los procesos constituidos en la Cumbre Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular vienen dando la discusión con el gobierno y abriendo un debate nacional sobre territorios y territorialidades, se necesita colectivizar, enriquecer y apropiar lo que significa territorios agro-alimentarios. Con el propósito de aportar en la reflexión traemos unos componentes fundamentales que pueden acercarnos a la constitución de un territorio agroalimentario, a fin de facilitar una mayor apropiación de la propuesta.

Destacados:  Colombia: ¿Por qué parar?

El campesinado como sujeto de derechos. 

Existe una deuda acumulada con los campesinos y campesinas, y es el reconocimiento de su presencia social e histórica y su aporte a la vida social, política y cultural de este país. En este sentido es inaplazable la constitución de instrumentos jurídicos que recojan reivindicaciones cruciales para un grupo social que ha sido desconocido por el ordenamiento jurídico  y afectado por las políticas dominantes. El campesino es campesino! Por ello es necesario discutir y promover una reforma constitucional que reconozca al campesinado como sujeto de especial protección constitucional.

El territorio es más que la piel de la tierra, es un espacio que le permite a la gente organizar la vida en comunidad en función de su permanencia en el mismo, es un apretado tejido histórico, el territorio es la tierra, sus montañas y ríos, pero también es la dinámica sociocultural, de música, alimentos, costumbres y vivencias, es la memoria de quienes lo habitan; así, el territorio no es neutro, es una construcción social, diversa y dinámica, el territorio es el patrimonio de la comunidad que lo habita, es el reflejo del desarrollo de la misma, es su constructo.

La territorialidad es en cierta medida, el ejercicio de administrar el territorio, es la apropiación y empoderamiento que se tiene del mismo; las comunidades han construido y ejercen territorialidad a partir del trabajo colectivo, en solidaridad y cooperación y se define en las juntas de acción comunal, asociaciones, cooperativas y demás expresiones de organización que les permite establecer acuerdos, consensos y normas encaminadas a mantener armónicamente la vida en el territorio.

Si la comunidad, los habitantes de un territorio ejercen territorialidad, significa entonces que tienen la soberanía y la facultad para ordenar su territorio, diseñar y planificar su utilización, el ordenamiento territorial popular es el mecanismo que la comunidad aplica para determinar el uso racional de sus recursos, es la construcción de consensos o acuerdos para que le permiten actuar responsablemente sobre los usos y aprovechamiento de sus bienes comunes.

Destacados:  Caminando el Paro del Sur

Con los anteriores elementos y los demás que se van definiendo en otras reflexiones, vamos a consolidar nuestra propuesta política de tierras y territorios que será la de lucha por la reforma agraria, la defensa del territorio y la permanencia en él, la defensa de los bienes comunes naturales, la territorialidad, identidad, cultura y economía campesina, la soberanía alimentaria, la vida digna en el campo y la soberanía popular; a esa propuesta la llamamos Territorios Agroalimentarios.

Todos estos elementos son para la permanencia en el territorio con garantías para la vida, la producción, la cultura propia y la vida en comunidad. Reconocimiento del campesinado como sujeto político, social, económico y cultural. Defensa y protección de las comunidades campesinas. Defensa de la soberanía alimentaria de la nación y las comunidades. Modelo de buen vivir basado en los planes de vida digna. Y, Autoridades y gobierno propio campesino.

Muchos de ustedes dirán –pero si todo eso lo venimos haciendo hace mucho tiempo – y tienen razón. Las luchas agrarias, los movimientos campesinos han construido territorio, lo están defendiendo y lo siguen ordenando, tenemos territorios; ahora el paso a seguir es configurarlos, llamémoslos por su nombre! vamos a declararnos Territorios Agro-alimentarios! Así se viene haciendo en el Cauca, en Nariño, pronto se constituirá un gran territorio agro-alimentario en el Centro Oriente colombiano y en otras regiones del país.