Medio informativo del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia

.

Estado colombiano reconoce su responsabilidad en el asesinato del defensor de derechos humanos José Rusbell Lara


En un acto público que se desarrollará el día viernes 07 de noviembre de 2014 en el municipio de Tame, con presencia de las autoridades locales, familiares de Lara; así como campesinos, indígenas, mujeres, jóvenes y trabajadores del departamento de Arauca, el Ministro del interior Juan Fernando Cristo,  reconocerá la negligencia del Estado colombiano para proteger, en su vida y en el ejercicio de su labor social, al defensor de derechos humanos José Rusbell Lara.

Defensor de Derechos Humanos José Rusbell Lara.

Dirigente natural del municipio de Tame, padre de cuatro hijos y amante del folclor llanero.

En desarrollo de su labor social fue miembro de ASOJUNTAS, siendo maestro de construcción estuvo afiliado al Sindicato de la Industria y la Construcción SINDICONS. 

Inició en la defensa y promoción integral de los derechos humanos como miembro de la Junta de Acción Comunal del barrio en el que residía y durante sus últimos seis años de vida formó parte de la Junta Directiva Regional de la Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra como coordinador de la seccional de esta organización en el municipio de Tame.

Desde inicios del año 2002, paramilitares que eran protegidos y auspiciados por la fuerza pública, habían amenazado a José Rusbell, por ejercer su labor como defensor de derechos humanos y su trabajo al frente de las acciones cívicas y sociales desarrolladas en Tame, como el paro cívico “Contra el paramilitarismo, la presencia de militares norteamericanas en Caño Limón y la inversión del Plan Colombia para la protección de intereses económicos”; por su decidida participación en la denuncia del bombardeo en Santo Domingo, su compromiso en la denuncia de los hechos de violaciones a los derechos humanos, la presencia paramilitar en Tame y las poblaciones vecinas.

Ante las múltiples amenazas que venían siendo víctimas los directivos de la Fundación Joel Sierra y demás organizaciones sociales de Arauca, la Asociación para la Promoción Social Alternativa –MINGA-, solicitó ante la Comisión Interamericana de DD.HH, la adopción de medidas cautelares a favor de más de 21 dirigentes incluido José Rusbel Lara. 

Sin embargo, el Estado colombiano no tomó las medidas de protección políticas ni materiales para protegerlo en su vida e integridad, siendo finalmente asesinado el 8 de noviembre de 2002. 

Acto de reconocimiento de responsabilidad por parte del Estado

Debido a la falta de voluntad del Estado para investigar el caso y castigar ejemplarmente a los autores materiales e intelectuales, las organizaciones sociales pertenecientes al Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia y los familiares, representados jurídicamente por la Asociación MINGA, presentaron el caso de Rusbel Lara ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos –CIDH- de la OEA, en busca de verdad, justicia, reparación integral y garantía de no repetición.

En cumplimiento de las recomendaciones dadas por la CIDH en su informe de fondo N. 2/13, el Estado desarrollará este acto público de reconocimiento de su responsabilidad internacional en el homicidio del defensor de derechos humanos José Rusbel Lara.