miércoles, septiembre 28, 2022

Comunidades denuncian grave situación economica y social en el Sarare Toledano

Las comunidades insisten que la movilización es su principal herramienta para que los gobiernos cumplan con las exigencias. Además, de fortalecer la organización social, comunitaria y popular. A su convocan a comunidades, organizaciones sociales y de derechos humanos y medios de comunicación a realizar seguimiento de la situación expuesta.

Más leidas
 Trochando Sin Fronteras, agosto 10 de 2021

Comunidades y organizaciones sociales a través de pronunciamiento público denunciaron grave situación económica y social en el Sarare Toledano. En el pronunciamiento de dos páginas emitido el 9 de agosto exponen la difícil situación vivida en los últimos meses.

“Luego de más de 15 días sin electricidad en el mes de julio, desde el 1 de agosto la situación se agudiza: en la vereda Río Negro y producto de derrumbes, hubo una ruptura del tubo del gasoducto, causando la incineración de 3 carros y afectaciones a viviendas de la zona, así como quemaduras a personas. La trocha de la soberanía en las veredas Troyas y Cedeño perdió la banca y está taponada, y no se ven por ningún lado los dineros prometidos por representantes del gobierno nacional o del congreso de la república que solo aparecen en función de sus intereses politiqueros”.

También exponen que en las veredas Troyas y Cortinas, hay afectación a las líneas de conducción de energía eléctrica.  Estas afectaciones mantienen sin Energy las zonas rural y urbana de los corregimientos de Samoré, Gibraltar y el municipio de Cubará. Las comunidades de estas zonas rurales y urbanas se encuentran sin energía desde el 3 de agosto. Sumado a la falta de gas y electricidad, en el corregimiento de Gibraltar no hay servicio de acueducto, ya que el acueducto organizado por la comunidad sufrió grandes daños dejándolos sin el líquido vital.

Exponen en el pronunciamiento que las actuaciones del gobierno nacional, la gobernación de Norte de Santander y la alcaldía de Toledo son nulas. Negligencia que  deja la deriva a las comunidades. Denuncian que las peticiones de las comunidades no tienen mayor relevancia; pues muestran mayor interés por reparar principalmente la infraestructura para el saqueo de los bienes de la naturaleza sin prestar atención a las necesidades de los pobladores.

El Sarare Toledano en el olvido

En Toledo, Norte de Santander existe una gran producción alimentaria que sirve de despensa para la región centro oriente y grandes ciudades de Colombia. Además se produce el gas para las ciudades de Bucaramanga y Cúcuta, por allí también, y paralelo a la Trocha de la Soberanía (vía de la soberanía) pasa el oleoducto Caño Limón-Coveñas y un gran gasoducto, y existe la intensión de explotación petrolera y carbonífera.

Esta riqueza natural no se ve reflejada en condiciones de vida digna, al contrario, según las comunidades se ha garantizado el saqueo durante más de 30 años. A la par los habitantes han sufrido la estigmatización, persecución y encarcelamiento de líderes y organizaciones.  Mientras que se mantiene intransitable la carretera nacional en la zona, aumentan los peajes y militarizan el territorio.

“Los sucesivos gobiernos han enfocado su política a favorecer los intereses de las transnacionales y la burguesía del país en contra de las necesidades de los pobladores del territorio. Esta situación se ha visto empeorada en la actual emergencia invernal en donde se han presentado graves hechos que han sido desatendidos por los gobiernos y las empresas”.

Exigencias de las comunidades

Ante la crisis que se vive en el territorio y el contexto descrito, desde la Asociación de Juntas del Sarare; la Asociación Nacional Campesina José Antonio Galán Zorro en articulación como Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia, denunciaron los hechos que tienen en grave riesgo la vida, salud e integridad de los pobladores de la zona.

 

En el pronunciamiento exigen:

        1. El pago de la deuda social, ambiental, económica y humanitaria que tienen las empresas extractivas con las comunidades campesinas, indígenas y populares en el territorio.
        2. La indemnización a las familias afectadas por las remociones en masa y derrumbes en Troyas, Cortinas y otras veredas.
        3. Se tomen medidas urgentes tendientes a restablecer la movilidad a lo largo de la trocha de la soberanía.
        4. Los arreglos necesarios tendientes a restablecer el abastecimiento de agua potable en el corregimiento de Gibraltar, y las veredas Troyas y Cobugón.
        5. Garantizar el fluido eléctrico a las comunidades afectadas, logrando la interconexión de las líneas por el departamento de Arauca y realizando las obras necesarias.
        6. La disminución de las tarifas de gas natural, ya que se pagan tarifas más altas que en las ciudades.
        7. El desarrollo de la tercera etapa de gasificación, en las veredas de Toledo
        8. El fin de la persecución contra las organizaciones sociales, comunales y campesinas en el territorio en materia ambiental, laboral, económica y de socialización de proyectos.
        9. El cumplimiento de los acuerdos históricamente firmados entre las comunidades y los gobiernos.

Las comunidades insisten que la movilización es su principal herramienta para que los gobiernos cumplan con las exigencias. Además, de fortalecer la organización social, comunitaria y popular. A su convocan a comunidades, organizaciones sociales y de derechos humanos y medios de comunicación a realizar seguimiento de la situación expuesta.

Le puede interesar: La batalla del establecimiento contra el pueblo inconforme y movilizado
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Análisis

Crisis del empleo y salida alternativa

Es permanente el disgusto por limitarnos a sobrevivir en miles de trabajos que no siempre llenan nuestras expectativas y...
- Advertisement -spot_img

Lo Último

- Advertisement -spot_img