Medio informativo del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia

.

Campesinos trabajan por recuperar la memoria de José Antonio Galán Zorro


Trochando Sin Fronteras, Edición Febrero – Marzo de 2018

 

El 30 de enero de 1782 fue la fecha en que la corona española dicto sentencia de muerte contra José Antonio Galán Zorro líder de la primera gesta por la independencia de nuestro continente americano. Trochando Sin Fronteras dialogo con Rafael Delgado dirigente campesino del municipio del Socorro-Santander territorio que dio origen al movimiento comunero que lideró Galán Zorro.

Eduardo Sogamoso-ES: ¿Cómo recuerda la gente de Santander a José Antonio Galán Zorro?

Rafael Delgado-RD: El 30 de enero de 1782 fue sentenciado a morir ahorcado y descuartizado José Antonio Galán Zorro, su tronco fue quemado y sus extremidades superiores e inferiores fueron enviadas a los municipios de Charala, San Gil. Socorro, Mogotes y su cabeza al municipio de Guaduas. En esta región la gente mantiene en su espíritu el pensamiento comunero, El movimiento comunero fue el primer alzamiento en la época de la colonia que se produjo en toda la América. Un alzamiento resultado de la represión de las autoridades españolas, el alza de impuestos y la privación de los derechos de las personas; se produjo un 16 de marzo de 1781 en el municipio del Socorro que ese entonces era el 70% de lo que hoy es el departamento de Santander. La gente lo relaciona con reclamación de justicia, libertades, y obviamente la defensa de la soberanía nacional.

-ES: ¿Por qué en la sentencia de muerte de José Antonio Galán Zorro se produce tanta crueldad?

-RD: Es un hecho propio de la naturaleza de los sistemas opresores. El rey faltando poco para cumplir la sentencia le dice a José Antonio que si pedía perdón y le decía a la gente no levantarse nunca más contra el rey y las autoridades españolas lo libraban de la sentencia a muerte. Este es un hecho destacado de José Antonio que desde niño se manifestó rechazando cualquier injusticia, no acepto el pedido del rey. Esa fue la manifestación salvaje del régimen español considerando que eso iba a ser suficiente para que ningún pueblo se levantaran contra el rey y no sirvió para nada porque 33 años después se viene el proceso libertario encabezado por Simón Bolívar, es una clara demostración que los deseos de libertad y justicia son inherentes al ser humano.

-ES: ¿Qué situación de la vivida en la época de Galán Zorro se asemejan a la realidad que vivimos en nuestros tiempos?

-RD: Mucho hay de parecido a las reclamaciones del Movimiento Comunero. Los comuneros movilizaron 20 mil personas que estaban dispuestos tomarse Bogotá. En Zipaquirá fueron traicionados por la jerarquía de la iglesia católica y los falsos dirigentes que representaron a los más ricos de ese momento. Esa capitulación se expresó en que las autoridades españolas aceptaban 36 puntos de reclamaciones del Movimiento comunero, que incluía la rebaja de impuestos, la abolición de algunos impuestos, la reactivación del cultivo del tabaco y la producción del aguardiente que había pasado a ser de control de los españoles. La historia indica que en el momento en que la dirigencia y el arzobispado aceptan las capitulaciones, ya con el rey y el virrey habían acordado que esto no iba a ser reconocido.

Muchas de estas reclamaciones guardando las proporciones los contextos socioeconómicos y políticos siguen siendo muy parecidas a las que hoy sufre el pueblo colombiano. El pueblo colombiano necesita terminar la tarea emprendida por los comuneros, la toma de Bogotá, es decir la toma del poder político de este país, para iniciar una vida y un destino emanado del pueblo. Que es el rector de un sistema político más si se llama democrático.

Nosotros consideramos que sigue siendo vigente la reclamación de los comuneros, en la región se viene haciendo a través de la unión de mujeres comuneras, la Asociación Nacional Campesina José Antonio Galán Zorro, Congreso de Pueblos, El Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente colombiano.

-ES: ¿Cómo intentan recuperar la memoria de Galán Zorro en esas expresiones organizativas que usted menciona?

-RD: Consideramos que de nada sirve adelantan un proceso de transformación social si la base no conoce sus orígenes históricos. Aquí insistimos en que la gente debe conocer la historia del Movimiento Comunero, sin desconocer la historia de los indígenas que habitaban estos territorios. Para que cuando la gente vuelva a mirar el presente pueda entender del porqué de la necesidad de construir ese futuro de justicia, libertad, fraternidad, hermandad, de esa sociedad humanista que se debe instaurar en Colombia y en todo el mundo, para que cese la guerra, para que la comunidad mundial entre a vivir en un Estado de mayor bienestar, de verdadera independencia, verdadera paz y verdadera libertad.

ES: ¿La organización campesina ASONALCA en que se parece a las luchas de José Antonio Galán Zorro?

-RD: En el momento presido la junta nacional de la Asociación Nacional Campesina José Antonio Galán Zorro que tiene 11 mil asociados entre hombres y mujeres, expresiones indígenas y hermanos afrodescendientes, en 11 departamentos del Centro Oriente colombiano. Hemos asumido el nombre de José Antonio Galán Zorro no solo como un reconocimiento al campesinado colombiano y del continente, sino que también consideramos que es el espíritu del movimiento comunero manifestado en Galán, Isidro Molina, Emanuel Ortiz, Lorenzo Alcantuz compañeros inseparables y leales a Galán que también murieron el mismo día de la misma manera. Ese espíritu nos acompaña y nos fortalece.

Desde estas tierras de Casanare, Boyacá, Arauca, Meta, Santander, Cundinamarca, Vichada, Vaupes, Guainía, Tolima, desde esa región se expresa el sentir del movimiento campesino que es el sentir del movimiento comunero, entendido el movimiento comunero como un espíritu que recoge y avanza en el ideal de la construcción de un nuevo país, una nueva sociedad.

-ES: ¿El Mensaje que los comuneros le dejan a la juventud colombiana?

-RD: Decir no solo a la juventud, al pueblo colombiano que el camino es largo, pero que cada vez se ve que el pueblo aspira alcanzar algún día su plena libertad, su independencia, su soberanía. Decirles que hay que dejar los egoísmos, personalismos, los fraccionamientos, las parcelas que hay que pensar con una mentalidad nacional y para ello se necesita generar espacios de fraternidad y de unidad, desde estas tierras comuneras un abrazo fraternal, esperamos que este 2018 nos lleven a unos escalones de mayor desarrollo, en pro de nuestros ideales que no son otros que la justicia social, el amor por la humanidad y la libertad de los pueblos.

Facebook Comments