miércoles, octubre 5, 2022

De jueves a domingo

Más leidas

Trochando Sin Fronteras – Julio 02 de 2020

Por: Cinespacio, Facatativá – Un pueblo sin cielo pero con películas

En estas épocas los encuentros en los cines se ven limitados por el aislamiento y la pandemia. Sin embargo, cuando hablamos de cine latinoamericano la situación es un poco distinta; porque las plataformas de distribución priorizan las películas de Hollywood, relegando las producciones regionales. Esta época de virtualidad, sirvió en mi caso personal para encontrar películas y directores de la región.

En la plataforma del Festival internacional de Cine de Valdivia encontré la película De Jueves a Domingo -2012- de la directora  y guionista Dominga Sotomayor. Este largometraje tiene una duración 96 minutos, relata el viaje familiar de Fernando (padre), Ana (madre), Lucia (hija de 10 años) y Manuel (7 años) que se da como dice el título de jueves a domingo. Viaje en el que  padres intentaran recobrar el amor o en el caso contrario definir será futuro de la pareja y sus hijos.

Desde el inicio, se presenta el papel del espectadores de esta historia; somos los sujetos pasivos que vemos desde la lejanía todo lo que acontece con estos personajes. Sin embargo, en esta mirada voyerista no estamos solos; acompañamos a Lucia quien es una observadora de la relación de los padres. Ella observa como sus padres la alejan de ciertas situaciones para poder discutir sobre su relación, el viaje, los caminos y el futuro.

Las discusiones entre la pareja son llevadas por la cineasta a través del viaje, pasando por las típicas discusiones sobre si están perdidos; un accidente o un estancamiento; hasta con el encuentro fortuito de otras personas que evocan tanto en la pareja como en los hijos sentimientos de ira, tristeza y frustración. Sentimientos que visualmente se expresan con las reacciones o sueños que tienen algunos de los personajes en donde se muestra de manera clara como lo que están viviendo les afecta. Además, como es el sello característico de esta película, puede que no se vea con claridad, pero si la oímos o percibimos desde una ubicación de lejanía.

Ligado a la tensión de pareja dentro del automóvil y el viaje; también podemos observar los momentos de unión familiar que son propiciados por el mismo vehículo. El interés de los hijos en aprender a conducir y el padre en un inicio parece un ser lejano que no quiere enseñar esta práctica; son momentos para unir a la familia.

Le puede interesarEl arte y la cultura se toman la esquina y la vereda

En momentos que parecen ser muy de padre e hijo(a), sé observa a toda la familia presente; viendo como ocurre esa situación o ayudando para que la situación sea más fácil y placentera. Son momentos donde el contexto dice que es el fin de esta unión, pero también evoca el aprecio que tiene cada uno de ellos por el otro.

La película está diseñada para ser vista con atención, no tiene grandes momentos que te enganchen o conecten de inmediato con todos los personajes. Por el contrario contiene momentos sutiles que relacionan relacionan todos los personajes; sus sentimientos sobre los acontecimientos; continuar el viaje, conociendo que será el ultimo como una familia. Es un película para el observador consiente y paciente.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Análisis

Empleo mundial, implicaciones para la organización de los trabajadores

El aumento del costo de la vida, los incrementos de las tarifas de los bienes de consumo colectivo, los...
- Advertisement -spot_img

Lo Último

- Advertisement -spot_img