.
.

Medio informativo del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia

.

Ejército Nacional dispara contra Líder social del departamento de Arauca


Trochando Sin Fronteras, septiembre 21 de 2019

El pasado jueves 19 de agosto de 2019, aproximadamente a las siete de la noche transitaba por la vía de la soberanía, en el sector del alto la virgen, sector la Piazzola departamento de Norte de Santander, la exconcejal y delegada para el departamento de Arauca de la Alianza Social Independiente – ASI  – Yolanda González García, junto su escolta perteneciente a la Unidad de Protección Nacional – UNP, en un vehículo de color rojo asignado para su seguridad por la misma entidad.

Yolanda y su escolta fueron agredidos por una patrulla del Ejército Nacional que se encontraban en la vía en la búsqueda de un vehículo tipo camioneta de color blanco que según versiones había sido hurtado horas antes. En el hecho queda herida la líder social, mientras que su escolta perteneciente a la UNP, muere dentro del vehículo.

En versión de Yolanda González García “venia de Cúcuta, con mi escolta, en el alto de la virgen salieron unos militares, nos hicieron el pare, el conductor paró, nos encañonaron todos, nos gritaban que nos bajáramos del vehículo, mi escolta sacó el carnet, se identificó, les dijo que él era escolta que estaba armado, y que venía con la protegida, pero ellos no le pusieron cuidado, solo gritaban bájense del vehículo, yo me asusté porque gritaban demasiado”.

Yo me bajé del vehículo, abrí la puerta y cuando salí del carro un soldado me gritó que subiera las manos, y al subirlas empezaron a disparar, cuando sentí que me disparaban me tiré hacia atrás en el carro y quedé inconsciente un rato, cuando volví en si miré que mi escolta estaba muerta” relata.

Yolanda asegura que “después llegó un hombre de civil pero con armas, empezó a gritarles que por que habían hecho, que porque me habían disparado, que, que les había pasado”. La respuesta de la patrulla del Ejército fue que “el escolta nos disparó primero”. Versión que fue desmentida por la protegida del escolta fallecido quien indica “es una gran mentira porque él nunca sacó el arma, él lo que hizo fue mostrarles el carnet como siempre lo hacen ellos, pero lo que hicieron fue matarlo”.

 “Pese a los gritos de auxilio no hacían nada por mí, me desangraba, desde pues de mucho tiempo me subieron a un vehículo de ellos y me llevaron a la base militar que hay en el Alto de la Virgen, me hicieron curación y luego me trasladaron en un helicóptero para Saravena” termina diciendo.

Este hecho violento en contra de la líder social para las fuerzas militares es un error, pero para organizaciones defensoras de Derechos Humanos en el departamento de Arauca, como la Fundación Joel Sierra esto “solo da cuenta del actuar de la fuerza pública encaminado a asesinar en estado de indefensión a las dos víctimas”. Argumenta “estos hechos demuestran que la militarización no es garantía de la protección de la vida e integridad de los civiles sino todo lo contrario, constituye un riesgo inminente de vulneración de Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario[1].

Reitera la Joel Sierra “los líderes y lideresas sociales que vienen siendo asesinados, perseguidos, amenazados, encarcelados y estigmatizado, en el genocidio cuyos rigores se han incrementado y que en lo que va corrido del año 2019, van 155 asesinados.”

Para nadie es un secreto que el gobierno colombiano ha querido minimizar la hecatombe humanitaria relacionando estos hechos con cuestiones económicas y sentimentales. La fundación de Derechos humanos Joel Sierra finaliza en un comunicado exigiéndole al Estado colombiano cumplir con sus obligaciones legales y constitucionales de protección a los líderes y lideresas en su vida y en la posibilidad de desarrollar su acción que además de legal y legítima es necesaria[2].

La agresión contra la lideresa Yolanda González genera rechazo por parte de la sociedad, especialmente por la colectividad -ASI- a la que pertenece. Mientras tanto la fuerza de tarea Quirón en un comunicado informa sobre los hechos ocurridos el día jueves 19 de septiembre de 2019, pero, en su numeral cuatro de este comunicado da una versión diferente a la entregada por la líder agredida, en el que dice que “la camioneta de color rojo que hizo caso omiso a la señal de pare realizado por el personal militar presentándose una sucesión de disparos. En esta acción fallece un sujeto y una mujer queda herida[3].

[1] Comunicado de la Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra

[2] Apartes del comunicado de la Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra

[3] Comunicado Fuerza de Tarea Quirón