.
.

Medio informativo del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia

.

Disparando con palabras


Por: Mauricio Reyes – @RyesMauricio

…el rico da la orden y el pobre la dispara…
La Bala – Calle 13

Las palabras pueden ser balas en oídos de las personas equivocadas, Colombia aún vive un conflicto social, político, económico y  armado.  Fuerzas Militares, paramilitares, autodefensas y guerrillas continúan actuando en el territorio y en medio de ellas, las comunidades.

Obviando la situación de las comunidades, desde el presidente, sus ministros y los partidos de gobierno se han usado los recursos posibles para estigmatizar a las comunidades, tratandolas de terroristas, además de afirmar una y otra vez que las movilizaciones y las mingas estas infiltradas.

Recurrentes, lesivas y peligrosas son las intervenciones de Duque y el Centro Democrático,  los cuales han buscado instaurar el terror con mentiras o a bala, ellos disparan con palabras. En sus intervenciones  justifican el exterminio de aquellos que no comulgan con sus formas o sus métodos.

El tweet del Senador Uribe, mostró su rostro,  rostro que en el periodo de 2002 al 2010 acalló las voces de los que pensaban diferente, los que vestidos de guerrilleros solo fueron estadísticas de la seguridad democrática, el mismo rostro que en el mandato de Santos incentivo la guerra y que en su gobierno «El de Duque» pretende por todos los medios destruir los acuerdos.

Sus palabras en las redes son órdenes, los fieles a la doctrina de acabar con el enemigo interno y de erradicar al castrochavismo estarán dispuestos a acatarlas, prueba de ello son los panfletos que amenazan a los líderes de la Minga ofreciendo hasta 100 millones de pesos.

«El rico da la orden, buscando acaparar las tierras y depredar el territorio, y el pobre cuya única oportunidad es engrosar los círculos de la violencia, la dispara.»

El asesinato de cientos de líderes sociales y  de los 10 mingeros es prueba del reciclaje de los ciclos de violencia, el Gobierno siempre responde a las necesidades con lo mismo. En su repertorio sólo está la represión, la judicialización y el asesinato de aquellos que con su voz exigen lo que se les ha negado.

Mientras el país exige, Duque hace caso omiso de las necesidades de lo colombianos, para él es de mayor relevancia la agenda venezolana, acabar con el acuerdo de paz y lamerle las botas a Trump.

Mientras esto pasa, seguirán disparando en los campos y ciudades,  y no solo con palabras, pero deben saber que escenarios como la Minga son la semilla que día a día siembran de dignidad y rebeldía el territorio. Y que la Minga abona el camino hacia la construcción de una nueva sociedad.