Medio informativo del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia

.

Empanadas y otros negocios ilegales


Empanadas de Martha, Anamaría Bedoya. Fotografía: Juan Fernando Ospina 2014

Trochando Sin Fronteras, febrero 18 de 2019

Mauricio Reyes Rojas 

Por años la empanada  mantuvo su precio en los mercados,  ningún commodity lo afectó directa o indirectamente, pero abruptamente los colombianos lo están sacando de la  lista de los alimentos más populares, ¿Qué pasó, Cuál es motivo de este cambio?.

La combinación de la empanada con una malta, avena y hasta con un vaso de gaseosa, era perfecta para aliviar el hambre y de paso ahorrarse unos centavos al desayuno, almuerzo o la cena de los colombianos. Pero todo cambio, a la luz del Código de Policía, la práctica milenaria de comerse una empanada con la novia, el levante o los amigos, se convirtió en un acto que puede dejar a la clase media sin el sustento de dos meses, puesto que la multa asciende a 32 smdlv ($27.603) unos  $883.324  pesos.

Debo ser mesurado para no causar una histeria colectiva, pero si usted es amante a este producto delicioso, desde ahora le recomiendo:

Visite a su distribuidor de confianza, en su vivienda o pídale el domicilio a la vecina, pida las empanadas por rappi, domicilios.com o Uber Eats, sí lo hace en la calle asegúrese que no existan cámaras que lo puedan inculpar o Policías en la cercanía.

Por ninguna razón compre empanadas calientes, arrojar este exclusivo producto o engullirlo en este estado puede causar daños irreversibles a su bolsillo o a su organismo.

No las combine con salsas picantes, ají o sus derivados esto puede aumentar el daño si las ingiere calientes.

Por último clandestine la compra y el consumo, y prepárese para la escasez y el alza en sus precios o exija a su vendedor el  contrato de arrendamiento, la Cámara de Comercio y impuesto de Industria y Comercio.

A los vendedores, recuerdeles que si no los dejan vender en la calle exijan que los excluyan de las estadísticas de empleo en Colombia, donde para el 2018 del 47 al 48% de los colombianos subsistían con el rebusque o negocios informales en las 23 ciudades más importantes del país y recuerde que el Código de Policía en su artoculo 140, numeral 6 puede dejarlo fuera de la clase media por dos meses y a su vendedor de confianza sin el sustento diario y sin su lugar de trabajo.

¿Regresaremos a un desempleo de dos dígitos? ¿Admitirán que el 60% de los colombianos no tiene empleo digno y no se le permite satisfacer sus necesidades más básicas? ¿El Código de Policía se interpretará a razón de posiciones económicas, política, raciales y aún más excluyente si el ciudadano es del agrado o no de la autoridad?

Facebook Comments