lunes, abril 22, 2024

Sicarios con micrófono

Diana, sus palabras, son más peligrosas que el carro bomba instalado en Saravena por los paramilitares disfrazados de disidentes contra las mismas organizaciones sociales, más peligrosas que las amenazas de Antonio Medina, cuando expresó que asesinaría a 300 dirigentes araucanos. Diana, ¿usted es una sicaria con micrófono?

Más leidas

El martes 5 de marzo conocí una noticia a través de Caracol Radio que me dejó perplejo. A través del programa «6 AM Hoy poy Hoy» expresaban la preocupación de Arauca por las peticiones que estaría haciendo el ELN al Gobierno Nacional.

Vaya sorpresa, al constatar que en el interior de la noticia no se encontraba por ningún lado dichas peticiones, por el contrario, lo que referenciaba eran las pretenciones de las comunidades organizadas en Arauca luego de más de 40 años del saqueo de los recursos minero-energéticos del departamento.

Le puede interesar: Caracol Radio estigmatiza a comunidades movilizadas en Arauca

Lo estigmatizante y preocupante del asunto es que la redacción del artículo expresa que el Movimiento Político de Masas Social y Popular es del ELN y por tal motivo endosa todas las exigencias y reivindicaciones a la insurgencia. «Aumenta la preocupación en Arauca ante el fortalecimiento del movimiento del ELN que está haciendo fuertes peticiones al gobierno de Gustavo Petro».

En el informe, la «periodista» Diana Giraldo, expresa que conoció de la entrega de un documento por parte de «esta organización» al gobierno nacional. Esta peligrosa aseveración desconoce que el pliego es público, está construido y actualizado por las comunidades de 1972 y que fue enviado al gobierno nacional y las empresas petroleras antes del inicio de la mesa interlocución y concertación.

En este caso, así como en otros en Arauca, los periodistas de la cadena Caracol Radio actúan como fiscal, juez y verdugo. Según ellos, su profesión les concede la potestad de colocar lápidas, poner tras las rejas o estigmatizar a comunidades organizadas y líderes sociales.

Debemos preguntarle a Diana Giraldo y al equipo de «Hoy por Hoy» si actúan como parte del andamiaje de guerra que pretende en el país eliminar a todo aquel que piense diferente, que presenten las sentencias que sustenten sus aseveraciones, por el contrario, que se retracten.

Diana, sus palabras, son más peligrosas que el carro bomba instalado en Saravena por los paramilitares disfrazados de disidentes contra las mismas organizaciones sociales, más peligrosas que las amenazas de Antonio Medina, cuando expresó que asesinaría a 300 dirigentes araucanos. Diana, ¿es usted una sicaria con micrófono?

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Análisis

La difícil vida del campesinado en el Perijá y el Valle del Río Cesar

La muerte de Jorge Eliécer Gaitán no solo llevo al famoso “Bogotazo” y a los miles de litros de...
- Advertisement -spot_img

Lo Último

- Advertisement -spot_img