.
.

Medio informativo del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia

.

Los colores del tiempo


colores del tiempo

Trochando Sin Fronteras Mayo 12 de 2020

Por: Edwin Doria – Colaborador TSF

Lo que más me gustaba siendo niña, era correr tras las burbujas de los colores del tiempo que brotaban naturalmente del aliento florido de las abuelas.

Los colores del tiempo, son colores que no se encuentran en la paleta del arco iris; ni mucho menos en el paisaje urbano de las decadentes metrópolis; como tampoco, en las monumentales pinturas recreadas en catedrales bizantinas, románica, gótica. renacentista, barroca, rococó; construidas con sudor y sangre de sus más fieles adoctrinados. No tienen que ver con postmodernismo, expresionismo, cubismo, ni ningún ismo.

Más artículos del Autor: La satanización de la izquierda

Los colores del tiempo reposan en sueños no olvidados de antaño y en recuerdos ancestrales preñados de alegría. Son colores pintados en el tiempo navegante de la imaginación infantil de las más viejas costumbres femeninas.

Los colores del tiempo que un día descubrí, no están anclados en las profundidades de la belleza marina, ni en el canto de sirenas extraviadas en los anaqueles de la cultura occidental; están en permanente evolución, son dinámicos y transforman la vida de las más osadas guerreras espirituales que luchan contra el olvido;  alimentan la memoria de renovadas energías de pensamiento y conciencia planetaria a los pueblos del mundo que no caducan en el intento libertario.

Por eso, las abuelas no atesoraban los colores del tiempo, los liberaban cada día; antes que pintara el sol la acuarela de la mañana, era usado como alimento del alma, y para el florecimiento sabio en cada rincón del espíritu rebelde de las guerreras populares.

Los colores del tiempo se expresan en la milenaria cultura femenina: hierbateras, curanderas, comadronas y brujas; que cultivaban las más exquisitas frutas prohibidas, hortalizas, cereales, plantas medicinales; sembradas en huertas, patios, jardineras, terrazas, balcones dónde germina la semilla solidaria entre vecinas. El intercambio de alimentos, palabras y saberes para el cultivo del amor y los afectos de la unidad en familia y comunitaria en la defensa de los más ideales trazados con la activa izquierda femenina, legendaria opositora de la propiedad privada y el patriarcado.

Los colores del tiempo los puedes activar en tu hemisferio femenino; cultivarlos y desarrollarlos para la liberación del espíritu y el pensamiento en la lucha contra los opresores castradores de sueños colectivos.

 


** Las opiniones, análisis y/o similitudes expresadas por los autores son su responsabilidad,  por tanto Trochando Sin Fronteras no se hace responsable