Medio informativo del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia

.

Falsos Positivos en Casanare: verdaderos crímenes de Estado


falso+

Foto: ‘Falsos positivos’: el caso de Casanare y el Ejército. ‘ – Revista Semana –

Trochando Sin Fronteras, 23 de agosto de 2016

 

Luego de los fallidos diálogos de paz en el Caguán y la crisis del país, los sectores políticos de la oligarquía colombiana se alinearon en torno a una propuesta represiva, representada por Álvaro Uribe Vélez. Así, se convenció a la mayoría electoral con un discurso de “mano dura, corazón grande”. Millones de colombianos votaron, resultando electo para el período 2002 – 2005. La crisis no se superó y el conflicto tampoco termino, pero, el presidente sí fue efectivo en garantizar su reelección para el período 2006 – 2009, con la misma bandera del primer mandato: “derrotar al terrorismo”. La época Uribe, con Santos como ministro de defensa, puso de moda uno de los más grandes horrores de la guerra sucia del estado: los “Falsos Positivos”. Esto consiste en política que mostraba resultados a costa de la muerte de jóvenes pobres, habitantes de veredas o de barrios marginales en todo el país.

Aunque es indeterminado el número de personas asesinadas como falsos positivos desde 2002 hasta hoy. Según cifras de las Naciones Unidas, los casos podrían alcanzar los 3500, que representan un porcentaje de 35 % de las bajas reportadas entre 2006 y 2007[1] por parte de la Fuerza Pública.

Según el artículo  Las Estadísticas de la Guerra en Colombia[2], “durante el período 2002 – 2009, las bajas serían 13.494, las capturas 35.584 y los desmovilizados 17.555. Si se suman estas tres cifras, el resultado triplicaría el número de combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN),” es decir, que es imposible que la fuerza pública pusiera “fuera de combate” a más personas de las que efectivamente está combatiendo. La explicación es sencilla: ante la incapacidad de atacar y neutralizar a las organizaciones insurgentes, y la falta de voluntad política de desmontar a los paramilitares (ahora llamados “Bandas Criminales”), las fuerzas del Estado se dedicaron a asesinar, enterrar y encerrar a pobladores pobres, con el fin de mostrar resultados y vender a la opinión publica su propaganda de “Seguridad Democrática”. Mientras tanto, el estado acababa con la salud, la educación y el trabajo digno de los colombianos.

Destacados:  Informativo Centro Oriente Nº 168 : Justicia colombiana reconoce ejecuciones extrajudiciales como crimen de lesa humanidad

¿Cuántos campesinos asesinaron, encerraron tras las rejas o simplemente “desmovilizaron”? Esta pregunta aún está sin resolver, luego de 14 años de haberse impuesto ese aberrante mecanismo de guerra. A la fecha, son pocos los autores materiales e intelectuales de alto grado en las fuerzas que han sido investigados o condenados por esa política estatal. Y si esos militares o policías no están tras las rejas, qué decir de los directores del DAS, los ministros de defensa y el presidente de la época…

Falsos positivos en Casanare

A nueve años de la masacre de dos campesinos en Casanare a manos de integrantes de la brigada Nº 16 del Ejército Nacional, se inicia el juicio contra el General Henry Torres Escalante como autor intelectual. Este alto mando militar fue vinculado a la investigación, por parte del teniente Marco Fabián García Céspedes, quien fue el autor material.

Se trata del asesinato de Daniel Torres Arciniegas y su hijo de 16 años Roque Julio Torres Torres, por parte del teniente García, el 16 de marzo de 2007. Los dos campesinos fueron fusilados en su propia finca, cuando el General Henry Torres Escalante era el comandate de la Brigada 16.

La decisión de llamar a juicio al General Torres Escalante fue tomada por un juez, a raíz de más de 80 testimonios, 40 inspecciones judiciales y 200 pruebas documentales[3]. Entre esas pruebas, se encuentra el testimonio del teniente Marco Fabián García Céspedes, quien aceptó su responsabilidad en el crimen y aportó elementos probatorios que responsabilizan directamente al general en la planeación del asesinato de los dos campesinos.

El abogado representante de las víctimas en este caso, Fernando Kekan, dialogó con Trochando Sin Fronteras y expuso que los motivos de ese tipo de asesinatos en Casanare se relacionan con intereses económicos. Entre esos intereses se encuentran la apropiación del territorio por parte de las multinacionales petroleras como British Petroleum (BP) y sus crímenes consignados el libro Exhumando el Genocidio[4], y por otro lado, dar resultados para obtener beneficios personales (dinero, días de descanso y ascensos) por parte de los miembros de la fuerza pública. Esto último se promocionó a raíz de la directiva 029 de 2005[5], la cual establecía remuneración por la captura y muerte de guerrilleros. Esa directiva incrementó la ola de desapariciones y asesinatos de campesinos y jóvenes, quienes fueron mostrados como bajas en combate y de allí salió el nombre de “Falsos Positivos”.

Destacados:  Informativo Centro Oriente Nº 105: Entrevista a abogado de victimas de falsos positivos del General Henry Torres Escalante

Aunque la procuraduría delegada para este caso pidió la preclusión (es decir el archivo y cierre del proceso), las pruebas fueron determinantes para llamar a juicio al General y para continuar la lucha de las víctimas para por lograr verdad, justicia y reparación integral por estos crímenes.

 

[1] Noticias Uno Colombia, (2016). ONU dice que una de cada tres bajas reportadas por militares entre 2006 y 2007 eran ‘Falsos positivo, Available at: https://www.youtube.com/watch?v=zGbNhsmuOeg [Accessed 19 Aug. 2016].

[2] Medina Gallego, C. (2016). Las Estadísticas de la Guerra en Colombia. [online] DDHH Colmbia. Available at: http://www.ddhh-colombia.org/html/noticias%20ddhh/estadisticasguerra20012011.pdf [Accessed 19 Aug. 2016].

[3] Pruebas practicadas por el Fiscal 3º delegado ante  Corte Suprema de Justicia

[4] Casanare Exhumando El Genocidio. (2016). 1st ed. [ebook] Bogotá DC: Javier Giraldo Moreno, S.J. Fabian Laverde, p.168. Available at: http://www.nocheyniebla.org/files/u1/casotipo/casanare/caso_tipo_casanare.pdf [Accessed 19 Aug. 2016].

[5]  La Silla Vacia. (2016). Directiva Ministerial 029 de 2005. [online] Available at: http://lasillavacia.com/sites/default/files/media/docs/historias/Directiva_29_2005-comentado.pdf [Accessed 19 Aug. 2016].