.
.

Medio informativo del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia

.

Hilar voces, tejer memorias, la propuesta de las víctimas en Lengupá


Trochando Sin Fronteras, abril 5 de 2019

Boyacá, es uno de los departamentos donde se pretendió invisibilizar la violencia. De las masacres que allí perpetraron los paramilitares poco se sabe, igual de las víctimas del conflicto social y político, especialmente en la provincia de Lengupá.

La violencia en este departamento, tiene algunos hitos como en los años cincuenta con la guerra bipartidista entre liberales y conservadores, la historia de los Chulavitas[1] el embrión que dio nacimiento a los grupos de autodefensas y paramilitares en Colombia. Tampoco se puede olvidar que en Puerto Boyacá tuvieron origen las Autodefensas Unidas de Colombia -AUC-[2] las cuales sembraron el terror en el país. Incluso este municipio es considerado como la capital antisubversiva de Colombia.

Ante la necesidad de construir memoria. Comunidades, organizaciones sociales y de derechos humanos el pasado 31 marzo de 2019, en Miraflores – Boyacá, desarrollaron el lanzamiento del Caso tipo número 14 Hilando voces, tejiendo memorias, tras la huella de la violencia vivida desde los años 80’s hasta el 2005. resultado parcial de un proceso de investigación que tiene como objetivo la búsqueda e identificación de personas desaparecidas.

Para los habitantes que vivieron esta época, el número de víctimas es indeterminado, «hasta este lugar, los paramilitares llevaban a sus víctimas, para luego lanzarlas de este precipicio al lecho del río Lengupá«.

Para Tatiana Triana, de la corporación COSPACC, “se viene adelantando un proceso de investigación con el fin de aportar a la memoria y la verdad, y visibilizar los procesos de violencia. El lanzamiento de Hilando voces, tejiendo memorias, tras la huella de la violencia en Lengupá Boyacá, como un primer producto, que entregamos a la región y a la nación, evidenciando y visibilizando los casos que se presentaron, en Lengupá – Boyacá, documentados desde 1985 hasta el año 2005”. Aseguró.

Yolanda Acevedo una de las víctimas narró “El hecho victimizante fue la desaparición de mi hermano, con alegría expongo mi caso, porque muchos se van a dar cuenta que sí me quitaron un miembro de mi familia, que salió a la luz pública ese caso que tanto duele, ejemplo para que muchos otros, lo tomen y lo hagan, lo que se hasta haciendo es llevar una voz a estas víctimas que no quieren hablar, que no quieren decir lo que sucedió, decirles hablen, comenten para que salga a la luz pública, por dicen que la región de Lengupá no tiene violencia, pero si la tenemos”, expresó.

En este ejercicio de memoria, las víctimas y la comunidad son protagonistas, pues fue su palabra y valiente decisión la que rompió el silencio, por la verdad, por la reparación, justicia y garantías de no repetición de estos hechos violentos.

[1] De los Chulavitas a los GAO

[2]Así fue la génesis del paramilitarismo