Medio informativo del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia

.

Jornada de Indignación Campesina, Étnica y Popular en Bosa


Por: Julián Gil / Bogotá/ Agosto 30 de 2015 
Proceso Popular Quinua
Asociación Nacional de Jóvenes y Estudiantes de Colombia – ANJECO

Cantos venidos de la historia Latinoamérica, inspirados en la lucha popular interpretados por el grupo Maíz Libre

Cantos venidos de la historia Latinoamérica, inspirados en la lucha popular interpretados por el grupo Maíz Libre

Un llamado a la solidaridad se hizo escuchar hoy en el Plaza Fundacional de la localidad séptima de Bosa. Cientos de fieles en la Iglesia de San Bernandino pusieron en sus oraciones a los miles de campesinos e indígenas que hoy se toman la ciudad de Bogotá. Estas homilías fueron dirigidas por los misioneros Claretianos, quienes ofrecieron sus espacios para que representantes de la Cumbre Agraria y la Cumbre Popular Urbana convocaran a las Jornadas de Indignación Campesina, Étnica y Popular que dan Inicio el día de hoy.

Este llamado a la solidaridad solo tiene eco cuando se entiende que lo que sucede con el campo afecta el desarrollo de la vida cotidiana de todos; cuando se comprende que lo que pasa con las fuentes hídricas, paramos, cerros, bosques y todo el territorio en su extensión es un asunto de todos los que habitamos la ciudad; cuando se ponen sobre la mesa los temas que afectan la vida en la ciudad tales como el acceso a la educación superior, la movilidad, la salud, la inseguridad -agudizada por la presencia de grupos paramilitares y bandas criminales-, la persecución a la juventud con el reclutamiento forzado para el servicio militar, la estigmatización o el crecimiento del desempleo.

2015-08-30-Bosa-Indignacion02Con cantos venidos de la historia Latinoamérica, inspirados en la lucha popular interpretados por el grupo Maíz Libre, y con algunos juegos como el trompo, la rana o el lazo, la voz de los campesinos e indígenas fue escuchada en esta plaza fundacional. Se hizo un llamado a la urgente unidad de los pobres, a escuchar esa voz que se alza de los campos y hoy llega a la ciudad. Se exige al gobierno de turno que asuma y cumpla lo pactado con las comunidades campesinas e indígenas, que restituya sus territorios despojados por los grupos armados, que saque las maquinarias de los páramos y las fuentes de vida de la humanidad, que respete los territorios indígenas y que finalmente se comprometa a respetar la vida de quienes lideran estos procesos populares.

Destacados:  El gobierno nacional miente, no se respeta el derecho a la protesta

Esta jornada culminó con el compartir de la palabra y el alimento, de las historias de vida de los que venidos de los campos, llanuras, valles y montañas colombianas se unen en una sola voz, en una expresión de lucha y resistencia para exigir al gobierno respeto por los territorios y por la sostenibilidad de la vida.