Medio informativo del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia

.

Los chismes son igual de peligrosos que las balas


Trochando Sin Fronteras, agosto 17 de 2017

Por: Wilmar Castillo*

 

Viendo las noticias sobre Venezuela, desde los canales privados de televisión como RCN y Caracol, muestran a la derecha venezolana protestando contra el gobierno de Maduro. Me dan ganas de reír al mejor estilo de sábados felices, porque imponen una imagen represiva de Maduro que viola los derechos humanos y el derecho a la protesta, como “dictador” gritan los voceros de la derecha, “el régimen Maduro reprime el derecho a la protesta”, muestran supuestas víctimas de gases lacrimógenos y heridos por la Policía bolivariana.

Dejo de mirar la televisión , y recuerdo los paros de campesinos, negros e indígenas, que el ESMAD y el Ejército atacan con balas y explosivos (armas bautizadas como armas no letales) donde terminan los protestantes mutilados y muertos ¿Cuál es la verdadera dictadura? ¿Cuál es el régimen que si viola los derechos humanos? Miremos un por un segundo como nos hacen creer que Maduro y el chavismo son el coco del pueblo y Colombia es el ejemplo criollo del sueño americano de prosperidad y oportunidades.

Los medios privados de Venezuela y Colombia (RCN y Caracol) despiertan indignación en el público, por la supuesta represión que Maduro tiene contra las protestas pero ¿Quiénes se estrellan contra la fuerza pública bolivariana? Pandillas y grupos organizados por la ultra derecha, escudados en la MUD (Mesa de Unidad Democrática) con asesoría de la escuela paramilitar colombiana, arman bombas artesanales, ponen guayas, taponan calles, queman hospitales públicos, saquean locales comerciales y amenazan a sus dueños de robarlos si abren el negocio.

Cuando usted trina, navega por Facebook, chatea por whatsapp encuentra mensajes como #hakematemaduro, youtubers y memes que se burlan de Maduro y del chavismo, son campañas en las redes sociales para crear zozobra, miedo y rechazo contra la izquierda, para hacer creerle a usted, que el gobierno revolucionario no sirve para sostener un país. Le dicen al mundo que Venezuela necesita un cambio de régimen, y se necesita del apoyo mundial para presionar dicho cambio.

Lo que no muestran estos mensajes en redes sociales, es que hacen parte de campañas mediáticas financiadas por el Departamento de Estado, Departamento de Defensa gringos, la USAID[1] (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional en español) a periodistas, medios de información, academias de periodismo y Ong´s para tener sus ejércitos de comunicadores que mentirán para defender los intereses de EE.UU.

Si usted se ríe o siente rabia al ver, oír y ver estos mensajes, lamento decirle que es víctima de los gringos. El objetivo de estas campañas mediáticas es manipular el sentimiento y generar una sensación de realidad con la idea de que Venezuela está desmoronándose, para justificar la caída del gobierno de izquierda. Porque es más fácil sentir que razonar, y los mensajes repetidos van dejando una profunda huella en nuestra cabeza, con la siembra de ideas intencionadas.

Del dicho al hecho hay mucho trecho, reza la sabiduría popular. Mientras en las redes sociales y los medios privados de información de Colombia y Venezuela, muestran a jóvenes atacando la fuerza pública bolivariana, con el argumento de que el país está acabado por el chavismo, en las calles una mancha roja camina, es el pueblo que sostiene el proyecto defendido por Hugo Chávez y sin pena de gritarle al mundo que son revolucionarios.

[1] Al financiar los medios de comunicación venezolanos, Estados Unidos fortalece una de las armas más poderosas contra el chavismo. Mark Weisbrot, un economista del Centro para la Investigación Económica y Política (Center for Economic and Policy Research, en inglés), un think-tank (tanque de pensamiento) de Washington, afirmó que “En un número de países, incluyendo Venezuela y Bolivia, la Usaid está actuando más como una agencia implicada en acción encubierta, como la CIA, que como una agencia de ayuda o desarrollo”. Los nombres de las organizaciones extranjeras específicas que reciben estos fondos son secretos de Estado, exactamente como en el caso de la CIA. Lea http://misionverdad.com/columnistas/el-departamento-de-estado-financia-las-noticias-falsas-en-venezuela-investigacion