Medio informativo del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia

.

Venezuela entre pueblo y cifras


Por :Geraldina Colitti

 

 

Partimos desde la noticia. Miércoles, Antonio Mugica, director de la empresa Smartmatic, convoca a una conferencia de prensa en Londres para denunciar que, a su parecer, los resultados emitidos por el Consejo Nacional Electoral venezolano (CNE) sobre el voto del pasado 30 de julio para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) “han sido
manipulados”y podría existir una diferencia de al menos un millón de votos respecto a los 8’098.320 comunicados: “creemos que la fecha de las elecciones haya sido manipulada” ha dicho.

Un periodista de la BBC ha preguntado a Mugica si ha hablado con el CNE. La empresa trabaja para la institución venezolana desde el 2004 y desde entonces se ha convertido en líder internacional del sector. Luego de una larga pausa, Mugica ha respondido que no. Mientras tanto, antes de la conferencia de prensa, 20 gerentes de la empresa han sido enviados fuera del país y la Smartmatic ha cerrado las puertas en Venezuela “hasta nueva órden”.

La empresa tiene un rol de control técnico, importantísimo para la seguridad informática, debe entregar las contraseñas a todos los contendientes y verificarlas. Pero no tiene ninguna otra función, que espera al CNE y a los observadores de una parte y de la otra. Y sobre este punto se basa la afirmación de Mugica, llegada antes del conteo definitivo del CNE y basada sobretodo sobre la ausencia de la oposición a la verificación previa al proceso electoral.

En lugar de dedicarse a creer enteramente a esta cuestión, conviene ponerse algunas preguntas. ¿Por qué un empresario que ha hecho fortuna en Venezuela decide intervenir en este modo, desacreditando no solamente al CNE sino al proprio sistema informático, hasta ahora considerado impermeable? ¿Por qué decide hacerlo un día antes de que sea instalada la ANC?.

Algunos datos podrían reflejar: por un lado las sanciones impuestas por los Estados Unidos a la Presidenta del CNE, Tibisay Lucena. La presidenta ha afirmado de no tener cuentas en los Estados Unidos, pero ha denunciado que han sido bloqueadas también las cuentas de diversos server que trabajan con el CNE. Cuales presiones ha recibido Mugica? Difícil creer que, frente a los intereses económicos en juego, su impulso haya sido ético. Cuánto le han ofrecido para “suicidarse”? Parece una película con el boxeador chantajeado antes del encuentro decisivo del campeonato.

A nombre del Comando Zamora 200, Jorge Rodriguez ha pedido al CNE completar lo más pronto posible la verificación y el resultado del 100% de las papeletas. Y ha añadido: “Según nuestros cálculos, más de dos millones de personas no han podido ir a votar no obstante todos sus esfuerzos a causa de las violencias promovidas por algunos
sectores de oposición”. Y a breve debería ser fijada la fecha para el desarrollo de las elecciones en los 5 municipios de los Estados de Táchira y Mérida, donde los “guarimberos” han impedido el voto con machetes y fusiles.

La evaluación del CNE -que ha denunciado Mugica a los tribunales- coincide con la de la CEELA,  Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica. Una organización de expertos (fundamentalmente altos magistrados, jueces y técnicos) especializada en la observación de las consultas electorales de América Latina. Su informe, preciso y detallado, ratifica la pertinencia constitucional de la convocatoria, entra en el mérito de la jornada electoral, precedida por la simulación del 16 de julio, el mismo día en el que la oposición ha desarrollado su “plebiscito” paralelo, sin el apoyo del CNE, dentro y fuera del país. El voto para la ANC, en cambio, ha llamado a las urnas solamente a los venezolanos residentes en el país.

Traducimos aquí el punto 7 y 8 de la relación CEELA: “Desde el punto de vista técnico-electoral -cifra del CEELA y de sus componentes, que no son políticos- afirmamos creer totalmente y absolutamente en la certeza de los resultados del voto para la Asamblea Nacional Constituyente, dadas todas las garantías ofrecidas durante el proceso electoral, especialmente durante las verificaciones preliminares, y además y la seguridad que ofrecen sea la máquina electoral como el dispositivo de autenticación integral Capta Huellas (las huellas, la certificación de los datos biométricos, ndr). Para esta misión, la verificación sobre los votos depositados que se hace durante el escrutinio, constituye una garantía para la confianza en el resultado presentado por la Presidenta del CNE”.

Punto 8: “A juicio de la Misión, ha sido muy positiva la trayectoria de verificación del proceso electoral, extendido a la plataforma tecnológica del Consejo Nacional Electoral. La verificación de los componentes automatizados que soportan las diferentes funciones del proceso electoral han permitido tener la certeza de que el sistema electoral venezolano, y especialmente el sistema automatizado de voto es afidable, transparente, seguro y garantiza la inviolabilidad e invulnerabilidad del sufragio”

La Comisión certifica después de los procedimientos del voto automatizado, sus tiempos rapidísimos, la eficiente organización de la jornada electoral no obstante el clima de asedio impuesto por las derechas y las peripecias afrontadas por los encargados a las mesas y por los votantes. Dice: “No obstante la situación política y social
que ha precedido y circundado el desarrollo de las elecciones, ha resultado evidente el alto nivel de participación ciudadana, constatada por las cifras ofrecidas en la noche del mismo día del voto por la Presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena. A las 23, cuando quedaban abiertas todavía algunas mesas y aunque
faltanto los resultados de las elecciones indígenas, la Presidenta ha anunciado una participación del 41,53% por un total parcial de 8’038.320 votantes”.

Para los componentes y los amantes de los procedimientos, el sitio web del CNE ofrece todos los detalles, que también nosotros hemos seguido en los días de las elecciones, encontrando respuesta a todos las dudas.

En las 20 elecciones que han precedido a la de la Asamblea Nacional Constituyente del 30 de julio, habían expertos y “observadores” provenientes de todo el mundo. Y hasta el ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter hizo numerosas entrevistas en las que reconocía al sistema electoral venezolano como  altamente automatizado, a prueba de fraudes. Cabe recordar que, en diciembre del 2015, cuando se han desarrollado las legislativas vencidas por la oposición, habían centenares de observadores muy negativos, enviados por las derechas: listos a gritar fraude se habría ganado el chavismo.

Una táctica puesta en acto por la oposición cada vez que el resultado no les favorecía. Nadie de aquellos observadores internacionales han constestado nunca las elecciones venezolanas, ni a la autoridad del Consejo Nacional Electoral. El CNE es uno de los 5 poderes (Legislativo, Ejecutivo, Judicial, Ciudadano y Electoral) contemplados en la Constitución bolivariana y gobernados en su equilibrio por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Del CNE se ha siempre servido la oposición para sus primarias. Las inspecciones del sistema electoral, pre y post voto son muy precisas, públicas y certificadas. Cada partido puede pedir visionar los “escrutinios” que la máquina da luego del voto electrónico autenticado por la huella digital del votante y por el documento con certificado electoral. Son recogidos en varios centros, entregados a la Fuerzas Armadas y luego conducidos a un centro único donde son conservados por todo el período previsto.

Una práctica muy diversa -sea dicho de paso- por aquella utilizada por las derechas en su tan pregonado “plebiscito” que se ha desarrollado fuera de la ley, y en el que han votado también los canguros (en Australia) presumiblemente apurándose a las urnas como torpedos. Inmediatamente después del voto, las derechas han quemado las papeletas: por “motivos de privacidad”.

Y ayer se ha abierto otra fisura en la alianza de oposición -la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Ramos Allup, jefe del partido Acción  Democrática (AD, el centro-izquierda de la IV República) a más de vicepresidente de la internacional socialista, ha anunciado que su partido participará a las elecciones regionales y comunales, que se
llevarán a cabo en diciembre. Los candidatos deben inscribirse en estos días. Entonces, el CNE continúa a ser confiable. Y por qué antes no?.

Allup así a despedido al “gobierno paralelo” deseado por las alas extremistas (Primero Justicia de Capriles, Voluntad Popular y Contornos), que lo han atacado ya pesadamente por voz del Presidente del Parlamento Julio Borges.

Detrás del dato procesal, la jugada es política y va leída en todos los niveles en los que se desarrolla. En el campo de la burguesía, hay el enfrentamiento de poderes para el control interno y para los financiamientos externos. El principal partidario de la línea de la vía violenta, Leopoldo López (Vp) ha regresado a la cárcel junto al exalcalde de la Gran Caracas, Antonio Ledezma: por haber transgredido las obligaciones previstas por las medidas alternativas de las que
gozaban. Diversos dirigentes extremistas han partido para Miami por temor a consecuencia legales.

Sobre Lopez – que por Wikileaks tiene desde años el pedigrí de perfecto hombre CIA- apostaban principalmente los Estados Unidos. Pero la inteligente acción política del chavismo ha logrado disminuir las violencias, llevando el enfrentamiento sobre el terreno político. El lunes, la Casa Blanca ha definido por  primera vez a Maduro
“dictador” y le ha impuesto sanciones. Pero, el día siguiente, el encargado del Departamento de Estado para Sudamérica, Michael Fitzpatric, ha declarado que los Estados Unidos no reconocen ningún “estado paralelo”.

Ramos Allup ha pronunciado casi las mismas palabras contra sus amigos de coalición que, en cambio, la han promovido con el aval de la “comunidad internacional”. El mensaje es claro: no a la ANC ( no al “estado de los soviet” como quisiera la parte más avanzada del socialismo bolivariano), pero también no a la no confiabilidad de ciertos componentes de oposición. En juego, está también la opcion de una gris y eterna repartición del poder. Allup es un viejo zorro de la IV República, animada por la alternancia entre centro-derecha y centro-izquierda con la exclusión de los comunistas.

Maduro ha anunciado que Venezuela tendrá un nuevo representante a la OEA y ha nombrado a Samuel Moncada, actual ministro de Relaciones Exteriores. En su lugar va Jorge Arreaza, que hasta ahora a sido Jefe del Ministerio del Desarrollo Minero Ecológico. Venezuela recientemente ha decidido de dejar la OEA luego de los repetidos tentativos de su Secretario General, Luis Almagro de imponer sanciones a Caracas. Pero el procedimiento requiere dos años.

Cómo reaccionarán ahora los pasdaran del “modelo sirio” en la Unión Europea? Venezuela Bolivariana, a más de un goloso pedazo geopolítico por sus inmensos recursos, es también motivo de enfrentamiento para las diversas políticas internas en los países: también en Italia, donde las grandes cuestiones dejan el puesto a la mezquindades políticas que “apasionan” solamente a quien las promueve. Cada vez que en un proceso electoral se ve un proyecto que deja ventilar la posibilidad de reformas estructurales, se desencadena la carrera a la disociación del chavismo, nuevo fantasma que ronda también por Europa. Por esto, la carrera es a quien la dispara más gruesa, un desprecio a
la lógica, a la inteligencia: los “comunistas” continúan a …..comer niños, también cuando buscan no terminar en boca de la ballena.

El enfrentamiento interno en los bloques de poder que componen la burguesía venezolana, los negocios de las grandes familias y de las empresas, reflejan enfrentamientos e intereses en juego en el escenario internacional ahora multipolar. Intereses económicos y especulativos que mueven los cursos de la moneda como el sitio web Dollar Today, fondos buitres que se ciernen sobre Venezuela para apoderarse y endeudarla por generaciones, como han hecho con Argentina tornada a la derecha.

A más del dato procesal, pero sobretodo esta en juego el proyecto político, el del enfrentamiento de clases entre dos modelos de país. El socialismo bolivariano ha decidido  “reiniciarse”, cambiar para liberarse de las escorias la escencia prospectiva. Ayer, un periodista alemán observaba conmocionado la variada composición de los electos a
la Asamblea Constituyente, juramentados por Maduro: “el Agora” de Guaicaipuro y de Toussain Louverture, y de Manuelita Saenz.

El poder popular originario, que han animado los barrios de París y que apuestan a desarmar los términos del discurso capitalista. La ANC se hoy, y también la MUD ha trasladado a hoy la manifestación prevista para ayer.

Aquella de la ANC es una jugada compleja en la que un campo busca impulsar las relaciones de fuerza entre las clases a favor de los sectores populares, redefinir también un nuevo bloque social anticapitalista. No esta dicho que lo logre y que no termine por ser empantanada en la búsqueda de nuevos equilibrios repartidores y de poder. Con la ANC, la “Revolución Bolivariana” pone las grandes cuestiones a la prueba de la realidad concreta, para superar la puerta
estrecha de la democracia burgués. Buscando de quedarse atrapada.

 

Traducción Gabriela Pereira