Medio informativo del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia

.

Estado colombiano ha sido declarado responsable en el asesinato de los tres sindicalistas en Caño Seco


Arauca, Enero 23 de 2018

EL Juzgado primero administrativo de Arauca declara responsable al Estado en el caso del asesinato de los tres sindicalistas en la vereda Caño Seco Saravena; Arauca. Se trata de los sindicalistas Jorge Eduardo Prieto Chamucero, Leonel Goyeneche y el líder campesino Héctor Alirio Martínez.

Hechos:

El 5 de Agosto de 2004, aproximadamente a las 5:30 de la mañana, miembros del Ejército Nacional, adscritos al Pelotón Brioso 4 del Grupo Mecanizado No 18 Reveiz Pizarro, al mando del subteniente Juan Pablo Ordóñez Cañón, con tres suboficiales, treinta soldados profesionales, más un particular que servía de guía, ingresaron al sitio Caño Seco, del municipio de Saravena, departamento de Arauca, rodeando la casa de habitación del señor Jorge Eduardo Prieto Chamucero y su compañera permanente María Constanza Jaimes Fernández, en donde se encontraban  también los señores Leonel Goyeneche Goyeneche, Héctor Alirio Martínez. Quienes, fueron ejecutados por el Ejército Nacional, tras recibir múltiples impactos de fusil, Jorge Eduardo Prieto Chamucero, Leonel Goyeneche Goyeneche y Héctor Alirio Martínez.

El Juzgado primero administrativo de Arauca condeno al Estado colombiano a pagar indemnización a los familiares de las víctimas por los perjuicios morales causados.

En el proceso administrativo se busca establecer la responsabilidad del Estado colombiano en los hechos y el proceso penal se busca establecer la responsabilidad individual de los autores materiales e intelectuales de los hechos” aclara el abogado Juan Carlos Torregroza de la Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra, organización regional que acompaña a las víctimas en el proceso.

En el proceso penal fueron condenados a cuarenta años de prisión el subteniente Juan Pablo Ordóñez Cañón y los soldados profesionales Wálter Loaiza Culma y Óscar Saúl Cuta Hernández, del Grupo Mecanizado No. 18 Reveiz Pizarro y el civil Daniel Caballero Rozo, quien guío a los militares en el desarrollo de ese operativo que acabo con la vida de los dirigentes araucanos.

La sentencia del Juzgado primero administrativo de Arauca con ponencia del juez José Humberto Mora Sánchez se encuentra en proceso de notificación de las partes. De ser apelada la decisión por parte del Ministerio de Defensa Nacional o los familiares de las víctimas la misma pasaría al Tribunal Superior Administrativo de Arauca para que el mismo confirme o modifique la decisión.

Héctor Alirio Martínez

Sindicalistas de Arauca, asesinado por el Ejército Nacional hace 13 años en la masacre de Caño Seco Saravena – Arauca.

Héctor Alirio se desempeñaba como presidente de la Asociación Departamental de Usuarios Campesinos (ADUC). Fue uno de los fundadores del Coordinador Nacional Agrario –CNA-. Quienes lo conocieron, lo recuerdan como un trabajador social incansable que estaba entregado de lleno a proyectos que contribuyeran a mejorar la construcción de condiciones de  vida digna de las comunidades de la región.

 Leonel Goyoneche

Leonel Goyoneche era directivo de la Central Unitaria de Trabajadores (seccional Arauca) y estaba vinculado al magisterio del departamento. Se le recuerda como alguien que siempre estaba impulsando iniciativas en pro de la mejoría de las condiciones educativas del departamento.

Jorge Eduardo Prieto

Jorge Eduardo era miembro de la junta directiva de la seccional Arauca de la Asociación Nacional de Trabajadores Hospitalarios de Colombia (Anthoc). Además de su excelente labor sindical, es recordado por desempeñarse como un comprometido defensor de derechos humanos en la región.

El único “delito” que habían cometido estos tres líderes sociales asesinados -que los hizo víctimas de señalamientos y varios montajes judiciales- fue desarrollar su trabajo como dirigentes sociales de la región.

(Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra)